Blogia
El fin de los días grises

Septiembre

Septiembre Ha empezado bien septiembre, pero va a ser un mes muy largo.

No me gusta mucho. Supongo que nunca me ha gustado, o al menos mientras estudiaba nunca podía gustarme, porque era el regreso a la rutina, a las obligaciones, a todo lo que no nos entusiasmaba: el colegio.

Con el tiempo aprendí a querer un poco mes a este mes insustancial, pero ahora... ahora de nuevo no lo soporto.

No es en septiembre donde tengo mis mejores días. No es temporada de viajes ni de reencuentros.

Es un mes de transición, de parón, de falta hasta de reflexión.

No me gusta septiembre. Pero por suerte ya quedan sólo 21 días para que se acabe y llegue octubre. Porque ¡cómo me gusta octubre!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Ana -

A mi sí me gusta septiembre, es un mes lleno de proyectos e ilusiones. Lo malo viene en octubre cuando no llevas a cabo ninguno de ellos.

Raquel -

No me gusta septiembre, y menos este septiembre, porque la incertidumbre nunca ha sido lo mío, eso de no poder coger el toro por los cuernos y esperar a ver que pasa me puede.

Animo, que ya quedan menos días.....

becquer99 -

Bueno, no desesperes. Es simplemente un mes más. Mientras se rompa el aire acondicionado y llueva por las noches lo pasaremos bien.

Saluditos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres