Blogia
El fin de los días grises

Y otra vez he de morderme la voz

¿No es absolutamente preciosa esa frase? "y otra vez he de morderme la voz, no sea que vuelva a hablar de dos antes de tiempo y es mejor que no salgas corriendo".

Es Conchita, la cantante, la autora. Y me sirve como excusa para poner unas palabras en mi sitio.

Día de invitados, de amigos, de "cenita confidencial".

Hoy es la música el principio al que han seguido las fotos, y los recuerdos.

Y he visto fotos de mi magnífica prima A. (esa niña con nombre de canción a la que quiero con todo mi corazón); de mis amigos, esas personas que en un pasado fueron todo y ahora no son más que eso: fotografías; de bellos parajes, paisajes que me hacían feliz, que construyeron lo que hoy soy. Una charlatana que rememora sus batallitas, pero no tanto como quisiera.

He encontrado fotos de cuando trabajaba en Radio Libertad. Fotos de Q., de M.C., de F., fotos del hoy conocido en estos mundos bloggeros Dani Díaz (el taxista del 20 minutos), el niño que me tuvo loca y con el que me prometí tantas veces (siempre nos quedará "la noche de las estrellas" en nuestra amada Denia). Fueron días inolvidables, de compañerismo, esfuerzo, sacrificio y risas. Más profesionales que quienes cobraban millonadas; y nosotros sin ganar un duro, tan felices por entrevistar a Roberto Carlos o pelearnos con Luis Aragonés.

Hice buenos amigos de esa etapa, aunque no fue fácil continuar con la relación. Pero me quedan las llamadas esporádicas de mi querido Chipi y mi especialísimo Juanji. Las llamadas veraniegas de Javi Callejo, un grande del periodismo deportivo, un tío currante que es mejor persona aún que periodista (y parecía difícil). Los escasos sms con Daniwini...

No cambiaría ni uno solo de aquellos días, de horas interminables y días que siempre tenían una continuidad. De esas noches en el salón de la emisora, con Íñigo. De nuestras aventuras y desventuras, nuestras confidencias, nuestras discusiones, nuestras meteduras de patas y los ataques de risas, finalmente carcajadas.

Repetiría cada experiencia, cada jueves coronado a altas horas de la madrugada por Camilo Sesto.

Cada viaje, a Zaragoza, a Mérida, a Andorra (para ver el debut europeo de nuestro Rayito), a Manchester.

Cada luz roja que daba paso al inicio de cualquiera de los programas en que participábamos.

No me arrepiento de nada de lo que hice. Si acaso me arrepiento de haberlo dejado tan olvidado.

Demasiada nostalgia para una tarde de viernes. Me entristece no poder hoy abrazar a alguna de esas personas, que más que compañeros fueron amigos. Y que en cierto modo siempre lo serán. Pero la distancia es mucho más que los kilómetros que nos separan.

EDITO PARA AÑADIR ESTO. HABLAN DE ESA F. DE MI TEXTO. QUÉ ALEGRÍA!
Francisco José Horrillo nació en Madrid hace 30 años. De padres extremeños, se licenció en 1999 en Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid. Su primer trabajo lo desarrolló en la emisora madrileña de Radio Libertad. En el año 2000 se desplazó a Extremadura para trabajar como corresponsal del Periódico de Extremadura en la comarca de Vegas Altas, además de coordinar La Crónica de Don Benito y Villanueva de la Serena. Desde marzo de 2005 se encarga de la corresponsalía del diario HOY y la emisora COPE en la comarca.
http://www.extremaduraaldia.com/badajoz/fran-horrillo-ganador-del-i-premio-de-comunicacion-municipal-lopez-prudencio-de-badajoz/16335.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

becquer99 -

Y además, la canción total es preciosa, como casi todo lo que Conchita canta.

simpulso -

Muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac,muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, muac, etc.
Idem a todo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres