Blogia
El fin de los días grises

Montañas naranjas

Desde mi salón se ve la montaña.

Parece mentira que se pueda decir que desde una casa casi en el centro de la ciudad se ve la montaña. Pero es así.

Y durante años he disfrutando (y sigo haciéndolo) de emocionantes atardeceres, tiñiendo de naranja esas montañas que se ven desde mi salón.

Una se tumba, mira a la ventana y puede sentir que la naturaleza es algo tan grande...

Montañas naranjas desde la ventana de mi salón. ¿No es precioso?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

ampa -

Desde casa de mis padres tambien se ve la montaña, todo el mundo que venía se quedaba impresionado con la vista, pero a mi, que nací en esa casa, la visión no me dice nada...costumbre??

becquer99 -

Supongo que te referirás al que de toda la vida he conocido como el cerro coronado; al menos mi abuela, que vivió muchos años muy cerca de tu casa, lo llamaba así.

¡¡Sí!! ¡¡Quedamos!! A ver si me deslío y nos ponemos de acuerdo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres