Blogia
El fin de los días grises

El teléfono

El teléfono Me gusta hablar por teléfono, no puedo negarlo, no voy a negarlo.
Me gusta cuando estoy fuera de mi ciudad y suena esa estúpida sintonía de mi móvil, que me indica que podré compartir lo maravilloso que es viajar con aquel que se ha interesado por mí.
Me encanta cuando suena el pitidito que me dice que un mensaje nuevo ha llegado, sobre todo si ese mensaje no es del operador correspondiente con algo de publicidad, sino de alguien que te dice que está bien, mal o regular, que te quiere o no, que te manda un abrazo, un beso o un simple saludo.
Me frustra el sonido que indica que la batería se acaba, que el móvil se va a apagar y los sueños van a dejar de acompañarme hasta que enchufe de nuevo a la red este aparatito.
No, no es que esté enganchada al móvil, que podría serlo, es que estoy enganchada a algunas personas, y justo esas son las que más lejos de mi ciudad están. Y como no quiero pasar los días con su ausencia, con su silencio, con la escasez de palabras, pues me engancho a aquello que me los acerca, de un modo u otro.
Que el teléfono es demasiado frío? Es posible, pero conozco a alguno (verdad? ;)) que odiando el teléfono ahora no puede dejar de hablar cada día.
Además, hay voces que resultan más cálidas por teléfono, voces que se te meten en la cabeza y no quieres olvidar por nada del mundo. Es cierto que mi teléfono cada vez lo uso menos para "llamadas de rigor", parece que sólo 3 ó 4 personas de mi entorno tuvieran derecho a recibir llamadas desde mi móvil... es lo que tiene que este vicio sea tan caro. Hay quien prefiere gastarse el dinero en ropa, yo cambio cualquier pantalón por 5 minutos hablando con él, con ella, con ellos, con los míos, con la gente a la que quiero y necesito.
Coge el teléfono, puede que en breve te llame, necesito oir tu voz ya...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Victor Flyte -

En mi caso lo que me engancha es saber que alguien, en un momento dado, piensa en mí y lo expresa por medio de una llamada, de un mensaje, de un email o de un comentario en mi blog.
Gracias por tu visita. Gracias por tus escritos. Gracias por tu blog. Con tu permiso, te pongo un link en el mío ¿vale? Un abrazo muy fuerte!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres