Blogia
El fin de los días grises

Llegó el 2005, ¿y?

Llegó el 2005, ¿y? Pues sí, el calendario ya marca que es 2005.
Se nos murió el 2004 y no derramamos ni una sola lágrima por él.
El final de año estuvo bien, fue divertido. El comienzo del 2005 fue aún mejor.
Dicen que ese es el sentido de la Nochevieja, empezar con buen pie para que el año luego siga ese ritmo. Bueno, no sé si quiero seguir ese ritmo precisamente, pero que al menos haya las mismas risas y buen rollo.
Con los especiales de Nochevieja repetidos de fondo, sola en casa, porque mi madre se ha ido a comer a casa de mis tíos y mi hermano se ha ido a su casita. No hay nada que hacer, es Año Nuevo, no se debe pedir demasiado entretenimiento.
Así que escribo y me voy, no, no me desplazo físicamente, simplemente me voy con mis pensamientos a otra parte.
Ha comenzado el año, confío en que sea bueno, pero vaya, pongamos algo de nuestra parte, que las cosas no llegan solas.
¡Mucha suerte!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Helena -

Pues sí...algo tendremos que poner de nuestra parte para cruzarnos con la suerte...
Besos.Adios.
FELIZ AÑO...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres