Blogia
El fin de los días grises

Quizás nadie me vea correr…

Corro desde Madrid a Málaga para que allí no vean mis lágrimas.
Llego a Málaga y me oculto entre las sombras para que nadie distinga que lloro.

Hoy mi padre habría cumplido 62 años. Pero no los ha hecho. El destino o lo que sea decidió que no llegaría a cumplirlos, ni tampoco los 61.

Así es la vida, también así es la muerte. Y creo que por eso precisamente hoy tengo derecho a derrumbarme, a exigir un abrazo, a buscar tu voz, tu ánimo, tu mirada, la de todas y cada una de las personas que de un modo u otro comparte conmigo esta batalla diaria.

"Dime, si tú te vas...
¿Qué hago con mi vida?
Dime, si tú te vas,
cómo recompongo los pedazos
esparcidos por el suelo de mi amor.
Dime ahora qué hago yo.
Es que si tú te vas...
todo queda en nada.
Es que si tu te vas,
sola mi mirada despistada,
caminando en línea recta hacia...
no sé...
Quizás deba volver corriendo a mi niñez,
donde nada era tan importante
como importante me es ahora tu querer.
Volverme a refugiar cerca de mi mama,
que si tú te me marchas,
¿quién me cuida? ¿quién me abraza?
¿y quién me mima si te vas?
Porque si tú te vas...
mi mundo se hiela.
Porque si tú te vas...
mi alma se congela
y por mis venas
corre el frío viento
que hace enmudecer
a este pobre ser.
Es que si tú te vas...
Quizás deba volver corriendo a mi niñez,
donde nada era tan importante
como importante me es ahora tu querer.
Volverme a refugiar cerca de mi mamá,
que si tú te me marchas,
¿quién me cuida? ¿quién me abraza?
¿y quién me mima si te vas?"

Elefantes
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Rut -

Dicen que para saber como se siente una persona hay que vivir exactamente lo mismo para comprenderla. Yo te comprendo a la perfección, comprendo tus lágrimas, tu manera de huir, entiendo tu despiste...porque yo perdi a mi madre siendo una niña que necesitaba a su madre desesperadamente. Haz caso y llora. No te avergüences ni te escondas porque llorando es de la única manera que suavizamos nuestra alma ante la pérdida de un ser al que amamos. El llanto y los buenos recuerdos, eso es lo único que nos queda y a lo que nos aferramos en el día a día.
Un beso y un abrazo de ánimo muy fuerte!

Coraçao Vagabundo -

Un abrazo grande

Enelcamino -

Un fuerte abrazo.
Piensa que él no te ha dejado, sigue contigo, protegiendote y cuidándote cada día desde donde quiera que esté.
Besos

Miguelito -

Yo creo que no te hace falta un abrazo, ni una mirada, ni siquiera una palabra de ánimo. hay veces que lo único que calma el llanto es el propio llanto, porque nada nos devolverá aquello que tanto quisimos y que un día se fue, pero al mismo tiempo nada logrará quitarnos el bonito recuerdo de aquella persona que tanto nos supuso.

Así que llora, porque llorar cuando vale la pena es bueno, y cuando se te acabe el llanto, cuando se te sequen las lágrimas, ya verás como esbozas una sonrisa recordando tiempos, no mejores, pero sí diferentes.

Un besazo, canija, que fijo que nuestros padres andan discutiendo quién de los dos escribirá antes un libro :P

nastrud -

Ya sé que lo dice todo el mundo pero sobretodo quédate con esos muchísimos buenos recuerdos, y los malos, porque todos valen para recordar a alguien.

Un besazo Di y a ver si hablamos pronto.

Helena -

No pienses en volver atrás, nada vuelve a ser lo que fue, sólo nos queda cerrar los ojos y disfrutar de lo vivido...
Cuando quieras cuenta conmigo para correr o para lo que sea;)
Besos.Adiós.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres