Blogia
El fin de los días grises

Déjame sola…

Pocas cosas comparables a la maravillosa sensación que me produce estar sola en casa.

Quizás un día cualquiera me daría igual, pero quedarme sola un fin de semana es algo mágico.

Periódicos a mansalva, la tele, libros en la mesa, tumbada en el sofá, el ordenador al lado, el móvil cerca. Todo preparado para no tener que levantarme en un rato.

La ventana abierta, la brisa entrando por ella, el ruido de los coches que no cesa ni los sábados, la luz única de esta ciudad.

Me dispongo a disfrutar de mi soledad, de mi espacio, de mi libertad. Y sabiendo que esta tarde esta soledad será acompañada, porque así es mejor aún.

Soy libre y dependiente, estoy feliz y sonriente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

pistolitas -

Pues mira Diana, como yo. Me gusta estar con los amigos, pero también me gusta tener mi tiempo para mí, para estar solo en casa. Ahroa mismo mi madre ha marchado y tengo todo un fin de semana para mí, un ratito con los amigos y el lunes a empezar la universidad. Pinta bien la cosa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres