Blogia
El fin de los días grises

Una ronda... va por ustedes

Hay quienes celebran el Día de la Constitución reuniéndose en el Congreso y diciendo una sarta tras otra de frases tópicas.

Otros prefieren dar sustos con unos artefactos explosivos, cortando todas las vías de acceso y salida a una gran ciudad.

Algunos se lo pasan bien esquiando en las montañas francesas.

Muchos más en las playas levantinas.

Yo preferí hacer turismo provincial.

Quizás al principio no me quedó más remedio, y tuve que hacerlo porque la falta de dinero y posibilidades me negó un viaje más lejano.

¿Pero es que cuantas veces hemos escuchado que las cosas más hermosas pueden estar a la vuelta de la esquina?

En este caso no a la vuelta de la esquina, pero sí a la vuelta de unas cuantas curvas y algo más de cien kilómetros de distancia de Málaga, se encuentra Ronda, una hermosa ciudad de la que había oído maravillas y que supera con creces las expectativas.

De poco vale empezar a enumerar adjetivo tras adjetivo, no es suficiente y ni siquiera sería justo para con la hermosa ciudad malagueña.

Es un regalo para los sentidos, un tributo al buen gusto, y un trofeo para quienes allí se acercan.

Ronda a mí me enamoró un poquito más, me hizo entender que somos pequeños, mínimos, ante la grandeza que nos rodea.

Desde aquí mi pequeño homenaje y mi gran recomendación…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Becker -

Ronda, Ronda... la de veces que he ido y no me canso de verla. Que ganas de ir este verano que viene...

ro -

A mí también me encantó... Estuve hace dos o tres veranos y me gustó mucho...

Tengo que volver

Helena -

No sé por que desde que leí un viaje regional pensé en Ronda, desde pequeña guardo la imagen de la típica foto de Ronda en mi memoria, habrá que enamorarse un poco más allí...

A tu salud...

Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres