Blogia
El fin de los días grises

Un 4 de marzo, 4 años

Ayer, 4 de marzo, se cumplieron 4 años desde mi llegada a Málaga.

Una aventura que con el tiempo se ha convertido en la mayor experiencia de mi vida.

Comencé conviviendo en un gran piso en Alameda de Barceló, y he acabado teniendo mi propio piso, con todo lo que eso supone.

Y sin darme cuenta, cerrando los ojos y abriéndolos de nuevo, me descubro que mi vida ahora está aquí.

Voy y vengo de Málaga a Madrid, y no sé bien con qué quedarme. Siempre, cada día, echo de menos Madrid, pero sé que aquí he creado algo.

Y sobre todo, aquí está D., y eso es hoy en día todo.

4 años en Málaga. El tiempo vuela, vuelan los recuerdos, cambian los paisajes, continúan los sueños.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Di -

Y yo os echo de menos. Cada día, Ana, cada día. Me faltáis un poco más según pasa el tiempo. Añoro tanto... os quiero más aún!

Ana -

Madre mía, 4 años, pues a mi me parece mucho más.
Tú echas de menos Madrid, pero Madrid y algunos madrileños también te echan de menos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres