Blogia
El fin de los días grises

El auténtico héroe

Ayer tuve una breve regresión.

En el comodísimo sillón de mi salón, con D., después de una preciosa mañana de playa en Torre del Mar. Con la tele de fondo, acabando de ver la nueva temporada (brillante!!!) de “24”. Unas revistas sobre la mesa, cojo una de ellas y le empiezo a hacer a D. algunas preguntas del tipo:
- ¿Qué error te provoca mayor indulgencia? o
- ¿Qué virtud valoras más en la mujer? o
- ¿Tienes héroes de carne y hueso?

Estuvo muy muy divertido, y hasta instructivo, conocer una visión más de él, intentar que pusiera palabras a pensamientos.

Pero sobre todo me recordó a un fin de semana en Granada, con M., en el que hicimos unos cuantos de estos cuestionarios, de la revista Fotogramas si no me equivoco. Jo, qué nostalgia, y qué gracioso al mismo tiempo. Una forma más directa de conocernos, la que dio paso a las charlas interminables que en ocasiones pueblan nuestros recuerdos mútuos. Porque yo a M. siempre le recordaré por nuestras conversaciones, en torno a la vida, los amigos, los sentimientos y la sin razón de nuestra forma de ser.

Si contásemos la cantidad de minutos que hemos empleado en las palabras podríamos haber estudiado un par de carreras, pero sin duda me quedo con lo que hemos vivido, hablado, crecido y conocido.

Mi psicólogo particular, la opinión que siempre busco, aunque él quizás no lo sepa (ahora lo descubres), la voz que necesito cuando el mundo se viene abajo.

M. significa mucho más de lo que él piensa. Y sé que escribo esto y lo va a leer. Ya es hora de que lo sepa. Sí, no eres uno más, y nunca lo serás. Desde aquel día en que te ví por primera vez en mi facultad, pasando por la surrealista charla atravesando Colón la noche en que nos presentaron oficialmente, hasta estos días de Álex y silencio… siempre estarás M., porque una persona rara vez quiere cortarse un dedo o cualquier otra parte de su cuerpo. ¿Por qué iba a mutilar yo a mi corazón?

Me encantó ayer por la tarde, con D., descubriéndole más. Me encantó hace años con M., aprendiendo el uno del otro. Me gustaría repetir dentro de mucho tiempo con el hijo de M., que tiene que llegar y del que sé que no seré madrina, pero ya llevo aprendizaje en eso y no me dolerá, jaja.

Qué post más raro. Entended que mientras escribía también me peleaba con mi ordenador y sobre todo con el reproductor de música que ha decidido plantarme una dura batalla.

Ah! Este finde vienen C., J. y S. a verme. Milagro!!! Alguien se digna a visitarme en Málaga!!! Sólo ha tenido que pasar un año y medio para que mis amigos de Madrid me visiten. Gracias!!!

Además, coincide con la Feria de Málaga y con mi cumpleaños, mi treinta cumpleaños!!! (glup).
(Aviso para navegantes desorientados:la fecha de tan magnánimo aniversario será el miércoles 16, el mismo día que se cumple el 29º aniversario de la muerte de Elvis Presley).

Me marcho, con la música esta que suena fatal en mi PC, a otra parte. A ver cómo se da el día. Creo que hoy toca paseíto por el centro de Málaga, comida idílica en casa (filetes de pollo en tiritas, con especias, con tortitas de trigo, con alguna salsa, arroz o patatas fritas), tarde relajada, quizás playa… buen día al fin y al cabo, porque si algo he aprendido es que cualquier cosa que se hace en buena compañía es el mejor regalo posible.

Por cierto:
- ¿Tienes héroes de carne y hueso? Sí, es mi padre y ahora comprendo que fue un auténtico héroe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

M -

me ha encantado lo que has escrito, como todo lo que escribes, pero cuando uno necesita que palabras bonitas lo atraviesen, se hacen más grandes. la verdad es que todas nuestras conversaciones darían para un gordo tratado sobre la vida, el amor y otros demonios añadidos.
siempre nos tendremos...
te quiero guapa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Helena -

Oiga, mándeme esa serie de preguntas que siempre vendrán bien para los lunes;)

Me gusta tu héroe, son los mejores que he visto. Yo tengo más opciones para escoger y opto por el otro lado, me quedo con mi Madre como mi héroe de carne y hueso...

Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres