Blogia
El fin de los días grises

Héroes del Silencio. Sevilla. 20-10-07

Héroes del Silencio. Sevilla. 20-10-07

Llego tarde, pero llego. Entre que la página no iba y que yo no he tenido mucho tiempo ni fuerzas, no había podido actualizar con esta entrada obligatoria.

El viernes llegó a Málaga mi hermano, con la única y maravillosa intención de disfrutar del concierto de Héroes del Silencio en Sevilla, el penúltimo de esta gira de "regreso-despedida".

Ese día. mejor dicho esa noche, nos fuimos a cenar algo por el centro de Málaga, y aprovechamos para enseñarle las esculturas de Rodin en la calle Larios (sí, sí, sin apenas vigilancia han plantado ahí 7 esculturas, entre ellas el famoso Pensador).

Paseo agradable y regreso a casa, que lo que nos esperaba era de órdago.

El sábado 20 llega por fin, y con él un gran desayuno y caminito a Sevilla. Paramos a comer en el Burger King, con la idea de pronto llegar al Estadio de la Cartuja, aparcar y volver a Sevilla capital a ver un poco la ciudad. Misión imposible.

El caos comienza cuando nada más aparcar, a eso de las 3 y poco de la tarde, nos encontramos con colas ya bastante largas, cuando el concierto empezaba a las nueve de la noche. Así que cambio de planes: nos quedamos haciendo cola también.

Entramos al estadio a eso de las cinco y media, cogemos un buen sitio y nos disponemos a esperar. Una espera larga, aburrida, cansada. Y por fin suena "Song to the siren", y las sensaciones cambian. Las risas vuelven, y las canciones brotan de nuestras gargantas, de todas las gargantas, de 75.000 personas. Increible el panorama. Mirar para atrás, para arriba, para cualquier lado y ver gente, y mecheros, y móviles, y diversión.

El concierto fue espectacular en cuanto a imagen y sonido. Soberbio Bunbury, maravilloso el set-list. Eché en falta algo más de vidilla entre el público. Mucha gente que no se sabía las canciones y demasiados silencios entre canción y canción.

Pero a nosotros nos encantó, a mi hermano, a D. y a mí. Nos gustó, saltamos, cantamos y reímos.

Y al salir la gran debacle, casi 2 horas de espera dentro del coche para salir del parking, lo que acabó con cualquier subidón posible.

Cerca de las cuatro de la mañana volvimos a casa. Málaga nos acogió con colchones mullidos y mantas de las buenas. Y dormimos, el sueño de los justos.

"Todo se olvida al despertar, una vez más"

Artículo editado gracias a Becquer99. Efectivamente, DEBACLE, con B, como debe ser. Gracias Paco ;)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

M -

qué envidia!!!... pero mucha, mucha....
un amigo de aquí se cogió incluso un vuelo para verlos en zaragoza, pero yo no tuve ni el valor, ni las pelas ni nada... y también dice que fue genial, como si no hubiera pasado el tiempo, aunque para mí habrñia dado igual eso, nunca los oí en directo, así que nada...
lo de las esculturas en medio de la calle me parece precioso y grotesco al mismo tiempo, no me fio de la gente por un lado y por otro, como muy buen izquierdoso que soy, que la cultura y el arte estén a disposición de cualquiera, es precioso, te imaginas a una viejecita viniendo de la compra mirando el pensador y dandole algún gustillo raro...


avalaaaaaaaaaaaaaaaanchaaaaaaa!!!!

becquer99 -

De nada, jeje.

Raquel -

A ver si a la tercera va la vencida (no hay manera de publicar comentario). Yo quería decirte que por ser tú te perdono lo de los Heroes (malos recuerdos hija, que le vamos a hacer), pero lo que no te perdono es que haya una exposición de Rodin y ¡¡¡¡no me hayas dicho nada!!!!, me encanta. ¿Anda por ahí el beso?

Kisses miles

becquer99 -

Me alegro de que disfrutáseis, aunque sin saber muy bien por qué, tengo la sensación de que tu artículo destila cierta... cómo diría... ¿decepción? O quizá simplemente sean impresiones de un pesimista en época pésima. Por cierto, ¿usted me perdonará si le digo que debacle se escribe con b? Con b de besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres