Blogia
El fin de los días grises

De luto

Las lágrimas se escapan, y ni una presa podría dar abasto. No es justo que estas cosas pasen.

153 víctimas. 153 historias. 153 ilusiones.

Rotas, partidas por la mitad, carbonizadas.

Con sus consiguientes familias y amigos, destrozados, intentando aferrarse a la mínima esperanza.

Es precisamente la esperanza, lo que dicen que a veces nos mueve. Pero en ocasiones no existe ni eso...

He cogido demasiados aviones en el último mes para saber que es cuestión de suerte.

Consiste en estar en el lugar adecuado, o más bien en el inapropiado, en el momento más inoportuno.

La maldita mala suerte. La que tiñe de negro tantas vidas, la que nos rompe el corazón demasiadas veces.

Hoy estamos de luto por estas 153 víctimas, con nombre y apellido, con una historia, con una vida, con un pasado y sin ese futuro que un avión les ha robado. Descansen en paz.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Raquel -

Y otra vez en Madrid.... Esto ha traído demasiados malos recuerdos y ha hecho, que en mi caso, la angustia fuera mayor.... Qué lástima, qué pena, cuantas lágrimas.

Un besazo enorme

migramundo -

La verdad es que si nos lo propusiésemos estaríamos diariamente de luto. Hay motivos. Sentido post. Te acompaño en el sentimiento. Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres