Blogia
El fin de los días grises

Mi ciberboda... ayssss

Mi ciberboda... ayssss Tuvimos un cibercura -Albert-, una cibertestigo por los pelos y que llegó a mitad de la ciberceremonia -Carol-, tuvimos ciberanillos, y tuvimos cibercompromiso... y ahora soy una mujer cibercasada, con mi cibermarío. Hasta dónde llegarán las nuevas tecnologías?
Lo cierto es que si alguna vez quisiera casarme (algo que hoy por hoy no contemplo) querría que mi boda fuera algo así: rápido, sorprendente, con apenas testigos, con apenas parafernalia... para qué exagerar algo que debe ser privado y personal? Vaya, que es mi forma de verlo, que no concibo un espectáculo en el que los novios pasan a ser observados minuciosamente, escuchando susurros a sus pasos, observando cientos de sonrisas desconocidas y recibiendo felicitaciones absurdas en la mayoría de los casos.
Así que nada, que me he cibercasado, que soy una ciberesposa feliz y enamorada... y que el 19 de abril celebraré mi aniversario. Por el momento, permitidme pero me voy de ciberluna de miel. Nos vemos!! Ah D. te ciberamo!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

ana -

Pues ciberfelicidades! Y que sea para bien. :D
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres