Blogia
El fin de los días grises

Aprendiendo a ser feliz

Aprendiendo a ser feliz "Después debo aprender a ser feliz. En un tiempo lo supe o creí saberlo por instinto. Entonces había en mi corazón una eterna primavera. Mi temperamento resultaba afín a la dicha. Colmé mi vida de placer como quien llena una copa de vino. Ahora considero la vida con una actitud nueva y hasta el simple hecho de imaginarme la felicidad es a menudo terriblemente difícil (...). Tengo que aprender a ser alegre y feliz". Oscar Wilde. "De profundis"

Sí, me identifico totalmente con este párrafo del libro, libro que por otra parte me dejó E. en un momento adecuado, como ya en otra época difícil me dejó otro que me enseñó a ver las cosas distintas.
No sé porqué me empeño en no ser feliz. No sé porqué en lugar de ver las cosas que tengo y que debería poner en mí esa eterna primavera de la que habla Wilde, insisto en llenarme de miedos, dudas e inseguridades.
Si tengo una familia que me apoya como nunca (con mi hermano por fin en casa) y unos amigos que me llaman más que en ningún momento para darme su calor y apoyo, si tengo un novio maravilloso, la persona que siempre quise tener a mi lado y que me demuestra su amor día sí y día también, ¿por qué no soy capaz de cerrar los ojos a las dudas y adentrarme en ese mar de amor y cariño?
Quizás necesito un empujón, quizás necesito creerme de una vez por todas que la gente puede quererme por cómo soy, y no conformarse con estar conmigo porque sí. Y sin embargo me cuesta, y deseo con todas mis fuerzas poder por fin pasar la hoja del calendario y entrar en octubre. Porque septiembre sólo me ha traído malos ratos (excepto un fin de semana, el pasado, lleno de perfección y caricias), y necesito confianza, seguridad y octubre para que el otoño sea una estación maravillosa.
No sé por qué, quizás sea esa melancolía otoñal, pero echo tanto de menos a ciertas personas :(, y lo escribo, y lo digo, y se me llenan los ojos de lágrimas, y querría estar con ella, y con él, y con ellos, y con vosotros. Y no tener que estar lejos, porque la lejanía, la distancia es esto. Aunque vamos también podría por una vez hacer caso a Alejandro Sanz y esa frase: "la distancia no es cuanto nos separemos, la distancia es si no volvemos".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

EnelCamino -

Hoy ya es octubre, así que para ti empieza la primavera.
Haz que este otoño sea primavera.
A veces es difícil estar separado de la gente que uno quiere, pero la vida es así y como dice Alejandro, no importa cuán separados estemos, si estamos en el corazón del otro. Sólo serán unos kilómetros de separación.
Animo y buen mes.
Feliz finde.

Mir -

A veces, como tú dices, no somos capaces de ver lo que tenemos y no podemos sentirnos bien. Pero creo que no está del todo mal pasar por "otoños" anímicos, siempre y cuando se sepa salir de ellos. Y siempre, cuando se sale, se lleva una lección más aprendida. Ánimo. Y besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres