Blogia
El fin de los días grises

Quiero tu abrazo

Quiero tu abrazo Viernes de terracita, risas, muchas risas, amigos de esos que están desde que tienes uso de razón y "agregados" que ya son amigos. Seven Up que no "seven a n'up", libros para la memoria de cuyo título no te acuerdas, carcajadas, bravas, croquetas y un sandwich mixto, una cuenta sin sentido y el regreso a casa.
Sábado extraño, de paranoias por mi parte (dios, empiezo a necesitar un psicólogo o mi relación corre el riesgo de volar por los aires, por mi culpa, que conste), de obligaciones radiofónicas, visitas sorpresas por cumpleaños familiar, preguntas indiscretas, conversación telefónica gratificante, "Moulin Rouge" por 4ª vez en el año, E. y nuestras desventuras. Noche fatídica de llamadas sin respuestas, palabras de mi madre y paz que no llega.
Domingo de fútbol, 3ª división en San Fernando, goles y la sensación de hacerlo bien (por una vez y sin que sirva de precedente), su llamada tranquilizadora, su voz para enamorarme un poco más cada día, tarde de paz y noche de fútbol de nuevo, noche para olvidar.
Lunes sin historia, lunes para trabajar y guardar las formas, lunes para pensar, pensar que no quiero pensar, que no quiero paranoias, que no quiero dudas ni inseguridades, que tengo que salir de este pozo, que el trabajo no puede estar cambiándome tanto, que no es justo sufrir por algo así. Lunes para buscaros a todos, lunes para recordar a R. y M., cuya lejanía no soporto, cuya distancia y silencio me matan, y cuya presencia me haría centrarme de nuevo. A veces no sabemos quienes son los "intocables" hasta que están tan lejos que no hay forma de saber de ellos.
Y sin embargo, pese a que todo "suene" gris en estas palabras, brilla el sol, y me siento bien, y la culpa es suya, la culpa es de él, la culpa la tiene por no dejarme sola cuando le necesito. No me canso de agradecérselo, no os canséis vosotros de leerlo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Helena -

Bonito texto muy bonito, ni algunas de tus tristes palabras logran que tenga un final gris...
Besos.Adios.

EnelCamino -

No nos cansamos de leerte.
Mientras esté él que te apoye cuando lo necesitas, aunque el día esté gris y lluvioso, tu lo verás soleado.
Me alegro por ti.
No desanimes y piensa que las dudas son parte del proceso, sea cual sea este.
Besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres