Blogia
El fin de los días grises

La voz de una madre

La voz de una madre Me ha reconfortado, me ha hecho sentirme más fuerte.
Escuchar durante tanto rato a mi madre, en la distancia, es algo que me llena de energía.
Necesitaba sus palabras, sus consejos, sus ánimos.
Me encanta que la persona que menos quiere que me vaya de Madrid sea la que más ánimo me da cuando me nota preocupada.
Es esa ausencia total de egoísmo que en ocasiones tienen las madres.
Todas ellas parecen marcadas por un mismo patrón. Cuando nace su hijo deben recibir una serie de instrucciones, porque todos encontramos en el resto de madres algo de la nuestra.
Una madre debe sentir de un modo completamente distinto, y quizás sea ese, el cariño de una madre (y el de un padre), el único amor incondicional que exista sobre la faz de la tierra.
Al menos a mí me resulta difícil querer tanto a alguien que vive su vida tan despegada de la mía... bueno, una oda a las madres es lo que tendríamos que hacer cada día.
Yo hoy le hago una a la mía, porque me ha puesto un nudo en la garganta y al mismo tiempo me ha devuelto la alegría al corazón. Lo puedo decir sin ánimo de ser presuntuosa: ¡¡¡Que viva la madre que me parió!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Enelcamino -

¡Qué viva tu madre y todas las madres!
Una madre te da todo sin esperar nada a cambio.
Mi madre es mi sustento y mi apoyo. Sin ella no sería la misma. A ella le debo casi todo y a ella le agradezco la vida.
No pierdas la alegría!
Besos

Toperro -

Pues si que vienen con instrucciones "genéticas" solo que como en todo las hay que salen mal, defectuosas o muy buenas. El amor de la madre dice Helena que crece con su hijo/a pero a veces ese amor deja de lado a terceras personas (padre) y provoca divorcios, etcétera...está comprobado "cinetíficamente" xD.

Amor de madre...gran tatuaje :D

Helena -

Qué más quisiéramos las madres que nos diesen unas instrucciones cuando traemos un hijo a este mundo...ojalá...lo único que tenemos es amor para los hijos...y no te creas que nacen al tiempo, el amor de una madre va creciendo con su hijo, eso sí crece como una progresión geométrica y no para de crecer. Tienes razón que es un amor incondicional, puro y desinteresado.
Otra vez te doy la razón...!!Qué viva la madre que te parió!!
Besos.Adios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres