Blogia
El fin de los días grises

Des...

Hace ya un año y dos días desde el concierto de Héroes del Silencio en Sevilla. Pese a que fue un gran acontecimiento, hoy recordarlo me trae mucha tristeza. Cosas de las ausencias definitivas.

Llueve en Málaga. Afortunadamente este mes nos estamos acostumbrando a que llueva en Málaga, es una buena noticia, aunque me suponga tener que ir al trabajo con demasiada antelación. Pero la lluvia siempre es buena noticia, si cae en su justa medida.

Y todo sigue igual. O no. No lo sé. Lo cierto es que siento que demasiadas cosas han cambiado, y siguen haciéndolo, y a mí tantos cambios nunca se me dieron bien. Me siento descolocada, desubicada, destartalada...

Nada, que toca acostumbrarse a los cambios, y pensar en la miseria que cobraremos estos meses, debido a una nueva maniobra de la empresa.

Tengo hambre, pero mi estómago tampoco se lleva bien conmigo estos días. Algo he debido hacer mal, en general, para que en particular pocas cosas me salgan bien.

La negatividad del otoño, el regreso de los días grises.

Llueve en Málaga, diluvia en Madrid.

Y yo me mojo, pero no me importa, porque los paraguas están para algo, y si no los usas no tienes derecho a protestar.

Paranoia total. Desorden. Des...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Raquel -

No todos los cambios en la vida tienen por qué ser negativos, en muchos casos esos cambios son los que me han salvado de una vida que ahora mismo me haría infeliz.

Te eché de menos el sábado, sé que te hubieras reído como una loca.

Un besazo enorme

Angela -

Buenas! Mira lo que me he encontrado por aquí! Soy la que todas las tardes tira de ti. Lo de acostumbrarse a los cambios, yo también lo llevo mal, y más aún, el tiempo para acostumbrarnos... que conste que he pedido un plus para tranquilizantes! Sólo te pido paciencia y que este año nosotros, junto a la lluvia que nos cae en Málaga, hemos llevado el otoño al máximo, el otoño sirve de transición del verano al invierno, somos el camino... dentro y fuera. Nos acostumbraremos entre todos y nos reiremos de ello.
Besos Diana.

becquer99 -

Yo odio a la gente que no sabe llevarlo, más bien.

Ay Diana, trabajando en nuestra empresa, ¿quién no tiene más remedio que acostumbrarse a los cambios? Mírame a mí, casi seis años después, metido otra vez en un berenjenalillo. Míralo por el lado bueno: en nuestro currículum podremos poner en 'datos de interés': "fácil adaptación a los cambios".

Lo de tu estómago es más normal en estos tiempos, al igual que los resfriados, se multiplican. Pese a ello no creo que el otoño sea negativo.

¡¡Hasta luego!!

Miguelito -

Del 31 al 9 estoy en kenya :) y luego del 22 al 24/11 en madrid con la niña carol. Os podríais pasar...

Y no lleves paraguas, odio a la gente que lleva paraguas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres