Blogia
El fin de los días grises

Una foto de carnet

Escucho en "La Ventana" de la SER una entrevista con una tal Piedad, fotógrafa octogenaria de Palencia, que con sus palabras me ha ido conquistando, y convenciendo, un poco más aún de lo que ya estaba.
La fotografía es algo mágico.
No soy una buena fotógrafa. Ni he estudiado ni nunca he pretendido hacer fotografías más allá de mis viajes y paseos. Desde mi pequeña cámara regalada en mi primera comunión a mi última cámara, una digital que me regaló mi hermano y que ha sido uno de los mejores regalados nunca recibidos. Siempre ha sido el complemento perfecto para cualquier acontecimiento de mi vida, y a día de hoy me alegro de haber soportado estoicamente las quejas constantes de mis amigos/familiares fotografiados.
Puedo con esas pequeñas instantáneas recordar, repasar, casi cada momento desde que tengo uso de conciencia.
Mi vida está adornada por imágenes de todo tipo, por personas que se fueron para no volver, algunas de las que no recuerdo el nombre y otras que siguen como antaño.
Este fin de semana he seguido completando mi álbum. Un lugar conocido, otro nuevo, dos de las personas más necesarias, queridas/amadas, importantes de mi existencia... fotos, fotos, fotos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Helena -

Otra adicta a las fotos...pero a ser posible que no sean mías...jaja.
Eso sí las fotos de carnet las conservo mucho... o las voy dando uso...aunque sean de años atrás...las aprovecho.
En mi cartera tengo fotos de carnet desde los 17 añitos...ains...qué tiempos aquellos...
Besos.Adiós.

Rut -

A mi m encantan las fotos. Tengo las paredes de mi habitación llenas de ellas y las voy cambiando. Pequeños retazos de nuestras vida, momentos mágicos, atrapados en una instantánea, que te transportan al mirarlas al lugar exacto de la fotografía. Paredes forradas, álbumnes y cajas repletas de ellas...
Un besito
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres