Blogia
El fin de los días grises

No te creo, pero gracias

22:31. Viernes 13.
Y yo esperando en mi coche, en una noche en la que refresca un poco más de lo normal (bueno, eso es lo que imagino, porque no sé si normalmente un 13 de mayo en Málaga refresca o no por la noche).

Me pasa H. un post curioso, sobre el interés o no de ciertas foreras por ser mediáticas. Me resulta curioso el tema. Creo que la lucha por ser o no alguien mejor en un foro no deja a nadie en buen lugar.

Cierto es que es agradable observar cómo alguien se acuerda de ti y te considera entre las "mejores" foreras, pero al margen de lo anecdótico, no es un poco absurdo todo esto?

Hasta dónde vamos a llegar si de verdad (y sí, me lo creo), hay gente cuyo afán es ser considerados mejor que otros en un espacio virtual.

Yo quiero, como casi todo el mundo, que me reconozcan los que me conocen... bueno, miento. Como periodista y Leo me encanta que me alaben, sí, sí. El halago, pero no gratuito, me da fuerza y vida, pero llevo tiempo sin buscarlo voluntariamente. Si llega, genial, pero no es mi objetivo, al menos hoy en día.

Dice mi madre que no me quiero nada, que nunca me valoro. Decía mi padre que debería creerme un poco más lo que soy, cómo soy. Dice mi novio que valgo más de lo que pienso. Y mis amigos siempre "me venden" ante el resto como alguien inteligente. Y digo yo... ¿dónde está mi valor cuando yo no soy capaz de verlo?

Las palabras de los amigos, de los que te quieren, de los que te conocen, reconfortan pero esconden un poso de inquietud. ¿Dónde está el límite de la realidad en esos casos?

Así que ahí va mi respuesta, y no es falsa modestia (lo puedo jurar), hacia aquellos que creen que soy mejor de lo que pienso: te equivocas, no te creo, pero gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Ciclop -

De nada!!! hehehehehee ;)
Un beso niña!!! :*

M -

A todos nos gusta que nos llenen de palabras bonitas y que todas ellas vengan precedidas por: "Es que tu eres...". ¿Será que se nos olvida realmente cómo somos realmente, que necesitamos de recordatorios?, ¿será que nos gusta ser la otra persona, esa de la que hablan en los elogios?. No creo en los elogios, hay algunos hasta que me hacen daño, nunca he sabido arremeter en condiciones con una crítica positiva (tampoco con una negativa, pero con esas lucho mejor). Hay muchas veces en mi vida que me han dicho todo lo fantastico que soy, todo lo buen guionista, o pintor... o amigo, o lo que sea. A mi me han frustrado un poco, por el hecho de tener que mantener tan alto escalafón, por tener que seguir pensando en que esas ideas han de mantenerse en esas personas para que no se sientan defreaudadas (entre otras cosas...). Cuando, en mi intimidad, en esa en la que nos lo decimos todo... yo maltrato a mi yo, diciendole que no se crea nada, que todo es mentira, que hay castillos de arena y la mar está alta.
Ya no sé lo que te iba a decir, simplemente... creo, que si hay alguien que te brinda una imagen de cómo te ve, sea falsa o no... es solo eso. Que lo único que importa es lo que nos decimos a nosotros mismos, lo que nos creemos... sin ser demasiado vanidosos.
Un beso amor... eres maravillosa tal y cómo estás hecha, con tus fallos, con tus bellezas, lista para quererte todo lo que haya que querer...

Toperro -

El valor de uno mismo lo fijan los demás no uno mismo...era una frase parecida que leí a un escritor hace tiempo así que aplícate el cuento, nosotros fijamos tu valor si no te lo crees mala suerte.

PD:Tu madre tiene razón...:)

Let -

No te conozco tan profundamente como para saber si están en lo cierto las personas que te rodean cuando dicen esto. A mi me pasa algo curioso, muchas veces de cara a la galería me creo más de lo que soy, pero luego, a solas conmigo misma me valoro menos de lo que debería. Paradójico creo yo.

PD: vivo en la parra, ahora me entero que eres periodista, a parte de por aquí escribes por algún sitio más? si fuera así encantada estaría de leerte.

Besos Di y gracias por tus ánimos

Helena -

Siempre tendemos a ver en los demás lo que nosotros queremos ser, y siempre detectamos en otros aquellas virtudes que nos gustaría poseer. Es cierto que tú posees muchas de las que yo admiro, pero quizá tú no te las puedas ver, hasta que te mires al espejo y te hables sin tapujos.
P.D. lo del foro era y es una absoluta tontería, simplemente me molesta que haya gente que no se de cuenta de las personas que pasan por ahí...hay algunos que merecéis la pena, al menos para mí.
Besos.Adiós.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres