Blogia
El fin de los días grises

El pasado fue ayer

El pasado fue ayer

3 años ya.
¿Quién iba a decirme que mi estancia en Málaga se iba a prolongar (al menos) por 3 años?
Es alucinante cómo pasa el tiempo, y todo lo que ocurre durante ese lapsus, a veces imperceptible, 1095 días.
Me embarqué en una aventura sin saber bien lo que me esperaba, y lo que me he encontrado ha sido una vida más que estable al lado de D. (no, no vivimos juntos, pero casi es una forma de hablar, porque estamos haciendo una convivencia de lo más heterodoxa). Un trabajo, que ya va para dos años (el próximo día 27 se cumplirá dicha efeméride), con sus altibajos, pero que me da tooooodo lo que necesito (calma y dinero). Una casa, que también cumple en breve 2 años (y es que el trabajo y la casa vinieron de la mano, prácticamente). Mucha gente conocida, unos de paso, otros más eternos. Gente que me acompaña en mi forzada y buscada soledad.
He dejado tanto atrás…
He dejado gente que nunca más volverá, y gente que sigue como el primer día.
He dejado a lo que más quiero y extraño, mi madre y mi hermano.
A toda mi familia, con “elementos” nuevos a los que aún no conozco.
He dejado mis paseos por el Retiro, y mis domingos en el Bernabéu, las vistas en moto, y los atascos llenos de pensamientos. Mi Madrid que tanto quiero.
He dejado mucha música (sí, escucho bastante menos música que antes).
He dejado el cine y las cenitas en casa de algunos amigos.
He dejado los cine-fórum en casa de F. y A. (donde ahora también vive S.).
Pero al final, reflexionando, todo eso es recuperable cada vez que voy. Y voy mucho.
Así que nunca se sabe si el regreso será temprano (que es una opción que se está barajando), o si habrá que esperar 3 años más. No lo sé.
Me gustaría, eso sí, recibir más visitas, porque eso es algo de lo que adolezco, pero ya me he aburrido de decirlo. Mi casa está aquí, cerca del Dumbo …, con vistas al campo de Segalerva, y con rayos de sol permanentes, con un centro cercano o lejano según el alcohol y el calor.
3 años en Málaga, el pasado fue ayer. Llegué un viernes, con mi madre en Argentina, despidiendo a mi hermano entre lágrimas en Madrid, lloviendo en Málaga, el coche lleno de vida, un susto en la autovía, una compañera de piso (de primeras muy simpática, luego fue un sinvivir), una televisión gigante que aún hoy me acompaña. Toda una vida en una maleta grande…
El pasado fue ayer, sin duda, ayer mismo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Daniel -

Gracias por venir y por hacer mejor mi vida.

Y Paco que no se ponga triste, que aunque sea a caballo entre Madrid y Málaga, hay mucho Dani y Diana para las dos ciudades. Ea.

:)

becquer99 -

No me puedo creer que Lissi haya comentado. Qué fuerte me parece.

A mí me alegra que llegases a Málaga, y aunque sólo he estado presente en el último de esos tres años, me alegra mucho haberte conocido. Y me gustaría que fuesen no tres, sino muchos años más los que te queden aquí, pero también comprendería lo contrario.

Besos (me apunto al colacao).

lissi -

Espero que tu estancia en Malaga se prolongue aun mas, porque aun me falta conocerte un una barbaridad y apreciarte un pokito mas.Eres una persona que me ha sorprendido gratamente, y lo sabes.Te aprecio mucho.
PD:Las visitas en tu casa son menos porque estas mas liada siempre que un pulpo en un garaje.
PD2:Si sale este comentario por fin voy a celebrarlo con un cafelito,te petece?..(bueno ati un colacao);) UN besote wapa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres