Blogia
El fin de los días grises

El pasado nunca debe morir

El pasado nunca debe morir Una canción tiene esta preciosa cualidad, conducirte en un mundo de recuerdos a una etapa pasada, hacerlo con una risa o con el llanto incluso, recuerdos mentirosos que nos devuelven a veces una realidad que no fue tan bella, pero que ahora tenemos escondida en una caja fuerte como el momento más especial de nuestras vidas.
Hoy recuerdo una etapa intensa, no los días más bonitos, pero sí los más intensos. Mi etapa de la Universidad, mis días en la Facultad, mis horas de descubrimiento de una nueva persona, de alguien más auténtica de lo que nunca había sido.
Fueron días hermosos, por eso digo que ahora quizás los recuerdos me engañan, la mente me traiciona, los veo todos a través de un agujerito como días de sol, días de calor, sentados en el césped, bebiendo, riendo, cantando... y seguramente así sólo fue alguna vez, posiblemente hubo muchos días de lluvia, de frío, de lágrimas, porque 5 años enteros en un sitio son mucho tiempo, mucha vida.
Una canción, un grupo más bien, me ha recordado hoy todo ese submundo donde encontré a algunas de las personas más importantes de mi vida. Eso es innegable, no son muchos con los que sigo teniendo trato pero sí que es verdad que con los que sigo hablando son los "insustituibles". Pese a la distancia, pese al olvido, jamás podré olvidar a todos aquellos con los que compartí mis primeros sueños reales, los abrazos más sentidos, las sensaciones más grandes, mi primer trabajo, mi último aprobado, esas cosas que conforme pasa el tiempo recuerdas como un abuelo, jaja. No busco un reencuentro, ni mucho menos, me quedo con los que sigo viendo: R., E., D., T. Ellos siguen siendo fundamentales, pese a que el año 95 quede tan lejos que parece que nunca existió, pero lo hizo, vaya que si lo hizo.
Pronto quiero volver a ese sitio, antes lo hacía más a menudo. Cogía mi coche y con R. nos íbamos a "nuestro césped", a esa horrible cárcel a la que sin embargo quiero como si hubiera sido mi casa. Tengo ganas de volver, pero me asusta encontrar tantos sentimientos... pero sé que lo haré, y creo que sé con quien lo haré.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

marcos -

Es cierto que nunca recordamos las cosas con claridad, es cierto que la mente produce fantasmas, los engarza para que nuestros recuerdos tenga coherencia, pero también es cierto que hay lugares que siempre son mágicos para nosotros, para nuestra piel, nuestro olfato y nuestra vista, y que basta con solo una canción para tenerlos cerquita, como los buenos momentos, como los buenos amigos.... como tú.

Asi soy yo -

Yo también tengo miedo de volver a ciertos sitios. LOs sentimientos pueden llegar a ser temibles a la vez que deseables. Yo también tengo ganas de volver. Con mi música o con la tuya. Con la música. Qué más da!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres