Blogia
El fin de los días grises

Una tregua

Es lo que necesito, una tregua. O lo que es lo mismo, unas vacaciones. Y regresar con los míos, que hoy me necesitan. Y sentirme protegida por mi madre.

Cuidado, que ya me siento muy protegida y necesitada por D., pero quiero una tregua, y si es a su lado mejor que mejor.

Ánimo chache, ánimo a todos los que sufren y dan todo por no hacerlo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

DAni -

no te preocupes hermanita, de esta también voy a salir, aunque sea excavando un túnel. No sufras, ya me encargo yo.

becquer99 -

¡¡Ánimo!! Seguro que pronto llega el fin de los días grises.

Daniel -

Me siento impotente y eso me asusta. Me gustaría pillarme el coche a las diez y media de la noche, cuando llegues del trabajo y llevarte a Madrid de madrugada. Aunque sólo sea para que desayunes con tu mami y con tu hermano. Tranquila, soy lento por la L de marras, pero te aseguro que llegas al trabajo.

Si quieres lo hacemos. Si no espero, hasta que puedas verles, estar a la altura.

Un besito :)

M -

las treguas son buenas, incluso necesarias en las relaciones, muchas veces se olvida la gente de ver con los ojos propios, tocar con las manos sin guantes y respirar el aire, así cómo está de contaminado...
las treguas son necesarias, indispensibles, urgentes... porque nosotros también somos (cada uno de nosotros como persona) necesarios, indispensables y urgentes.
saber de tí... aquí estoy, y algo ya sale.

Mil besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres