Blogia
El fin de los días grises

La cesta de la compra

La cesta de la compra Me encanta ir a hacer la compra a un supermercado. No es que yo abogue por las grandes superficies en favor de las pequeñas tiendas de barrio, no, para nada, cada una tiene su lugar, ninguna me parece excluyente. Pero yo adoro coger un carro e ir llenándolo de todo tipo de alimentos. Será porque disfruto muchísimo con la comida, creo que es de calle la mejor obligación de las que tenemos. Dios!! Os dais cuenta de que nos obligan a hacerlo al menos 2 ó 3 veces al día? Pensad que nos obligaran también a hacer otras cosas diariamente. Yo disfruto mucho comiendo, por ello ir a comprar comida se convierte en un regalo, en los prolegómenos de grandes momentos que tendré a lo largo de la semana.
Comida y cena, por encima del desayuno, que ese no lo disfruto tanto (aunque sin mi Nesquick no soy persona). Y además no puede faltar luego el aperitivo, bolsas y bolsas de patatas de todos tipos y colores, y chocolates, y dulces, y... y paro ya que se me hace la boca agua.
Siempre me entristeció un poco aquella gente que no disfruta comiendo, que lo hace como una mera obligación, que no ve en ello el inmenso placer que provoca. Vaya, no soy nadie para reprocharlo, cada uno que viva las cosas como quiera, sólo sé que para mí no hay mejor regalo que invitarme a comer, jaja.
P.D.: Feliz cumpleaños a Víctor Flyte, caen unos poquitos, pero y lo bien que los llevas? Un beso enorme y que cumplas muchos más. Sigue igual.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres